jueves, 6 de septiembre de 2012

Yamila Leal por Vero Calfat





Yamila Natalia Leal nació en Olavarría, Provincia de Buenos Aires.

Hace 10 años se mudó junto a su familia a Sierras Bayas, un pueblo de 6000 habitantes a 100km de Olavarría; desde entonces viajar en micro se convirtió en parte cotidiana de su vida. Es el tiempo para escribir, cortos relatos sobre paisajes que ve pasar por la ventanilla, pensamientos y poesías de amor.

Los viajes son su forma de moverse como artista y como trabajadora del arte, ya sea para formarse junto a Daniel Fite en Olavarría y con Diana Aisenberg en Buenos Aires (hoy, sus maestros y referentes) ó para dar clases de arte para niños en el jardín maternal donde su madre trabajó años atrás como maestra.

En su obra, Yamila reflexiona acerca del arte y la educación; haciendo referencia principalmente a la educación escolar y primaria. Su interés reside parte en la referencia biográfica de su madre como maestra jardinera pero también presta atención a este momento particular de la enseñanza, porque comprende el valor fundacional que tiene éste sobre las personas en el aprendizaje de las primeras palabras, de los primeros actos.

Para ello elije como material de trabajo los útiles escolares: cuaderno nº5, etiquetas, hojalillos, lápices de colores... Relaciona estos materiales con la infancia, y la entiende “como modo de ser espontáneo e intuitivo en el momento de expresarse”. Ella sin embargo, trabaja con figuras geométricas básicas en forma racional y sistemática. A partir de reglas, pautas y operaciones formales pero que, paradójicamente, son las estructuras del juego.

Desarrolló una técnica propia utilizando hojalillos a modo de stencil para la generación de patterns que utiliza en sus juegos de lleno-y-vacío y de figuras inscriptas en otras figuras. En sus últimos trabajos, aparece su nueva obsesión: los mosaicos calcáreos, típicos en los patios de las casas antiguas; lleva un registro casi arqueológico de todos los diseños que va encontrando y se ha convertido en tema de su Tesis final para el profesorado de Artes visuales.

Sin duda hay mucho más detrás de la obra de Yami, una artista que atraviesa kilómetros por el arte. A mí particularmente me reafirma la idea del arte y educación como vocación y forma de amor. Hoy, como miércoles por medio, viene hasta Bs As para construir este espacio junto con nosotros y generosamente nos trae sus obras y contesta a nuestras preguntas.

No hay comentarios.:


"Sol ultimo y lejano. Maravilla poniente"De Juan l. Ortiz, "Antologia poética":

Mientras que en el renacimiento, existía la necesidad de crear utopías, los de nuestra época debemos crear fábulas

Francis Alys.

…Por lo mismo, me gusta ser perfectamente clara cuando hablo. Me gusta ser una casa de vidrio. Mi obra no tiene máscaras y por eso, como artista, lo único que puedo compartir con los demás, es esta transparencia.
Louise Bourgeois


Julieta Ortiz hasta el 31/1 en Le Bar

fede lanzi en crimson

forrito producciones

forrito producciones
el sotano de malena

yo soy de barro y loca.

soy barroca.

adelia prado


lula mari en crimson. ago I sep

Las manifestaciones del cuerpo son una epifanía móvil de lo sagrado.
Marosa de Giorgio
Y ahora la profundidad del cielo me consterna; me exaspera su limpidez.
Baudelaire

belleza y felicidad en brasil

forrito privado producciones

forrito privado producciones
en crimson, galeria de arte-
Se produjo un error en este gadget.