jueves, 11 de diciembre de 2008

Alina Perkins por Leonel Pinola





Jardín de gente





“Alguien debió conservar
y cuidar con amor este jardín de gente”.
Luis Alberto Spinetta




1.
Alina Perkins nació en diciembre de 1983 mientras las siluetas aun cubrían muchos muros de la ciudad de Buenos Aires.
En sus primeros años adoraba visitar el campo. De ésas visitas nació su colección de huevos de aves y su fascinación por trepar frondosos árboles.
Ahí vivía Pancho, su pony, que alguna vez le salvó la vida.
En el monte construyo casitas con living comedor y baño, tuvo un vivero y una fábrica de perfume.
Años más tarde, Alina Perkins hurgaba en los basurales tratando de rescatar joyas a medio quemar y en otro lugar de la ciudad Liliana Maresca montaba Recolecta.


2.
Como Nino Quincampoix, el novio de Amelie Poulain, Alina Perkins colecciona fotos encontradas.
A diferencia de Nino Quincampoix, la colección de Alina Perkins no incluye solo las fotos carnet sino también fotografías sin reconstruir, de tipo sociales, domésticas y fue creciendo con encuentros fortuitos en distintas ciudades del planeta.
Alina Perkins ordena su colección rotulando algunas fotos en las gruesas hojas negras del álbum con espiral. Su colección también es el futuro casting para el reparto de actores de sus cuadros.


3.
El sueño narcótico de Henry Rousseau parece rozar las pinturas de Alina Perkins, los retratados se van entremezclando con plantas y maleza.
Sus personajes vuelven a habitar las casitas del monte, con paredes que se enredan de tal forma que da la sensación de que viven un pacto de amor y fueran uno solo.
El piso de hojas que pintó Alina Perkins llega hasta la cintura de Diego , una palmera casi totémica se recorta en el cielo y las montañas dejaron de llorar hace un tiempo. A Alina Perkins le fascina Karem Kilimnik y a las chicas de las pinturas de Karem Kilimnik les fascinan los chicos de las pinturas de Alina Perkins.
En otras pinturas de Alina Perkins , en cambio, el vínculo parece voraz : a uno de los personajes le brota de su boca una especie de liquen y estremece tanto que hace pensar en Ofelia y en Laura Palmer algunos días después del agua.
Alina Perkins también pinta nuevamente sobre sus obras y la maleza crece sobre Sofía quien fuera su modelo.
A veces frente a la obra de Alina Perkins nos llega un poco el perfume que tiene el césped luego de la lluvia.


4.
Alina Perkins estuvo en Harlem y encontró familiaridad en una obra que había sido realizada a partir del caudal de ropa donada en el barrio.
Copérnico comienza a ser Copérnico porque cada retazo se une con el otro y en ése ejercicio Alina Perkins hace selecciones y conexiones entre la colección de su propia ropa en desuso.
Copérnico es casi un clochard vestido por un secreto patchwork sentimental.
Está calzado con un par de zapatillas que pertenecieron al ex novio de Alina Perkins y parte de su pantalón alguna vez fue una pollera que se exhibía en el local de ropa que tuvo su madre. En Copérrnico todavía orbitan los restos del naufragio entre un tiempo y otro.


5.

Alina Perkins escribe en los cuadernos que pinta. A veces sus pinturas son escenarios posibles , ella escucha el eco de lo que dicen sus personajes y entonces transcribe sobre el bastidor.
Alina Perkins también escribió y dirigió la obra El rinoceronte y la mesa durante la muestra Fotolog. Alina Perkins tenía cinco años y no asistió el día que Batato Berea recitó el poema Sombra de conchas al inaugurarse la galería del Centro Cultural Ricardos Rojas sin embargo parecen haber conectado. Alina Perkins escribió junto a Fernanda Laguna la obra El como es que se dice. Alina Perkins es actriz. Alina Perkins fue secretaria y una de las ninfas que adoró a la Madonna protectora de la pintura de Diana Aisenberg. Alina Perkins forma parte de Conchetinas. Alina Perkins me explica qué es Campopsí. Alina Perkins cuenta historias de amor. Alina Perkins llena la sala con sus pinturas, pronto el lugar será un jardín de gente y ya no estaremos tan solos.





1 comentario:

alinicia dijo...

eiii gracias por subirla !


"Sol ultimo y lejano. Maravilla poniente"De Juan l. Ortiz, "Antologia poética":

Mientras que en el renacimiento, existía la necesidad de crear utopías, los de nuestra época debemos crear fábulas

Francis Alys.

…Por lo mismo, me gusta ser perfectamente clara cuando hablo. Me gusta ser una casa de vidrio. Mi obra no tiene máscaras y por eso, como artista, lo único que puedo compartir con los demás, es esta transparencia.
Louise Bourgeois


Julieta Ortiz hasta el 31/1 en Le Bar

fede lanzi en crimson

forrito producciones

forrito producciones
el sotano de malena

yo soy de barro y loca.

soy barroca.

adelia prado


lula mari en crimson. ago I sep

Las manifestaciones del cuerpo son una epifanía móvil de lo sagrado.
Marosa de Giorgio
Y ahora la profundidad del cielo me consterna; me exaspera su limpidez.
Baudelaire

belleza y felicidad en brasil

forrito privado producciones

forrito privado producciones
en crimson, galeria de arte-
Se produjo un error en este gadget.